Somos arquitectos de experiencias. Comprendemos la educación como un proceso de transformación de personas, en donde lo que se pone en juego son las posibilidades que se nos abren para ser y actuar en nuestro mundo, para reconfigurar nuestros proyectos identitarios, personales y colectivos. Nos mueve aprender y promover caminos de aprendizaje en los campos de la creatividad, la cultura, la audiovisualidad, el arte, la comunicación y la innovación tecnológica.  Estamos convencidos que es en este espacio donde brota el sentido que articula nuestras vidas. Aquí los jóvenes están creando las narraciones que fijan hoy nuevos hitos acerca de lo que nos importa y atañe como sociedad y como individuos.