¿Qué hacemos?

La Dirección de Desarrollo y Calidad es un órgano ejecutivo encargado de velar por la calidad, el desarrollo y la innovación institucional.

Entre sus principales funciones están:

  • Asegurar la implementación del Modelo Educativo institucional así como también la coherencia de las unidades académicas respecto a éste.
  • Organizar, planificar y supervisar procesos de desarrollo y calidad institucional. En particular, es responsable de la gestión de Convenios de Desempeño.
  • Garantizar el diseño actualizado y la aplicación exitosa y participativa del Plan de Desarrollo Estratégico, las políticas y mecanismos regulares de autoevaluación de la Institución y, en particular, encabezar la elaboración de los informes para la Comisión Nacional de Acreditación o las instancias que las autoridades de Educación determinen.
  • Proveer al Rector y otras instancias de la dirección institucional, la información y los análisis pertinentes, para la toma de decisiones de gestión y desarrollo.

Desarrolla, en conjunto con las unidades académicas y administrativas, mecanismos, procesos y procedimientos orientados al aseguramiento de la calidad, estableciendo con ello un estándar institucional. Es, además, responsable de recoger, analizar e interpretar la información necesaria para una adecuada gestión institucional. Por lo mismo, es la encargada del seguimiento del Plan Estratégico de Desarrollo, el monitoreo de los indicadores logros académicos y de gestión, el liderazgo en los procesos de autoevaluación institucional y la organización de las Acreditaciones Institucionales y de carrera.

Esta unidad durante los últimos años ha subrayado el impacto de la información para la toma de decisiones y destacado la lectura integrada de datos institucionales como hecho estratégico.

La Dirección de Desarrollo y Calidad realiza asimismo un valioso trabajo de desarrollo académico. Existen a la fecha cinco Acuerdos Académicos y un Convenio de Desempeño vigente con el Ministerio de Educación, que involucran la participación de ocho unidades académicas, todos firmados durante los últimos tres años. Cada uno de esos acuerdos ha sido diseñado, planificado y monitoreado por esta Dirección , como mandato de la Rectoría y en coordinación con la Dirección Académica.

Estos acuerdos muestran un notable avance a nivel institucional y una férrea voluntad por implantar una cultura en torno a los instrumentos de desempeño, lo que ha permitido crecientemente movilizar los incentivos adecuados para el alineamiento con los objetivos estratégicos de la Institución.